Hace tiempo que en los gimnasios han aparecido nuevos materiales y aparatos que no son las máquinas tradicionales. ¿Qué nos aportan? Éstos han sido creados para poder generar una resistencia en el cuerpo de manera que éste se pueda mover libremente en el espacio, en contraposición a las máquinas, las cuales trabajan en un mismo eje i/o plano. Estos cambios han ido surgiendo con la aparición del entrenamiento funcional.

El entrenamiento funcional es una corriente de entrenamiento relativamente joven, la cual se define como el trabajo de los movimientos y ejercicios que mejoran las habilidades de un individuo, ayudándolo a completar las actividades diarias o a lograr un objetivo específico, pudiendo llegar a ser de rendimiento.

Los “gurús” del entrenamiento funcional exponen que los ejercicios deberían hacerse de pie y ser multiarticulares, pero ha habido controversia en la determinación estricta de este planteamiento, ya que hay músculos que su función es estabilizadora, los cuales ayudan a la funcionalidad de otros músculos (transverso abdominal, abductores y rotadores de cadera, y estabilizadores de escápula), es decir, ayudan a la movilidad correcta de las articulaciones.

Haciendo un breve resumen, el entrenamiento funcional estaría enfocado en la mejora de movimientos, tanto cotidianos como deportivos, imitándolos en el gimnasio hasta que éstos se vuelvan autónomos y con plena funcionalidad.

Lluc Gassol, Entrenador Personal at WIN Innovative Fitness

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>