El High Intensity Interval Training o HIIT se define como periodos cortos de tiempo intensivos de actividad física, combinados con intervalos de descanso. Este tipo de entrenamiento intenso causa una clase de alteración metabólica que puede hacer que el cuerpo queme calorías a una velocidad mayor hasta 48-72 horas después. El HIIT también puede aumentar el metabolismo, reducir la resistencia a la insulina, mejorar la función cardíaca, producir ganancias más rápidas en los niveles de resistencia que el entrenamiento cardiovascular en estado estable y puede ser una forma efectiva de reclutar/construir músculo de contracción rápida tipo 2.

 

Este tipo de entrenamiento se puede realizar en cualquier lugar, generalmente no requiere equipo y puede ser más eficiente en términos de compromiso de tiempo. Este tipo de entrenamiento también quema más grasa eficazmente que el cardio de resistencia típico. El cuerpo tiene que recuperarse después de este tipo de entrenamiento, por lo que no se recomienda que se realice HIIT todos los días; por lo general, se recomienda realizar este tipo de entrenamiento un máximo de 1 a 3 días por semana (es importante tener en cuenta que más no es mejor).

 

Este programa de entrenamiento incluye períodos de trabajo intenso que se realizan entre el 80% y el 95% de la frecuencia cardíaca máxima estimada de una persona, que es la cantidad máxima de veces que su corazón latirá en un minuto. Los períodos de recuperación pueden durar tanto como los períodos de trabajo y generalmente se realizan a una tasa del 40% al 50% de la frecuencia cardíaca máxima estimada de una persona. El entrenamiento consiste en alternar entre los períodos de trabajo y recuperación.

 

El HIIT se puede modificar para personas de todos los niveles de condición física y para personas con diversas afecciones médicas, como sobrepeso y personas con diabetes. Los entrenamientos HIIT se pueden realizar usando varios métodos de ejercicio, incluyendo ejercicios de peso corporal, ejercicios de fuerza, ciclismo, caminar, nadar, correr o clases de ejercicios en grupo. Los entrenamientos HIIT tienden a quemar más calorías que los entrenamientos tradicionales y puede quemar más calorías durante el período de entrenamiento posterior al ejercicio. Durante el ejercicio posterior, el consumo de oxígeno o EPOC, que generalmente es de aproximadamente 2 horas después de una sesión de ejercicio, el cuerpo se está restaurando a sí mismo a los niveles de pre-ejercicio y está usando más energía. Los entrenamientos HIIT tienden a generar entre un 6 y un 15% más de calorías quemadas durante el período EPOC, lo que se suma al gasto energético general del entrenamiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>